lunes, 6 de julio de 2009

Fatum suplemento 41


(Da click en la imagen del suplemento para verlo en tamaño normal)

jueves, 2 de julio de 2009

Suplemento 40 de FATUM

Cada dos domingos aparece Fatum como suplemento entre las páginas del periodico El Sudcaliforniano, con la colaboraciones de compañeros, amigos entre los que nos encontramos muchos universitarios. El suplemento 40 tardó en publicarse por este medio y ya está a punto de salir este domingo el siguiente número.

Suplemento 40 FATUM

jueves, 11 de junio de 2009

Suplemento 39 de la revista Fatum.

Aquí publicamos el suplemento no. 39 de la revista publicado el pasado domingo en El sudcaliforniano. Prácticamente ya está en circulación el número 12 de la revista que podrán adquirir por medio de la casualidad, persiguiendo a los editores o contactando con ellos electrónicamente. Al igual que se encuentra disponible en bibliotecas y espacios culturales de la ciudad.

revista_fatum@yahoo.com

Suplemento 39 FATUM.

viernes, 5 de junio de 2009

Suplementos anteriores de la revista aun no publicados en el blog.

Nos habíamos tardado ya un tiempo en publicar lo que son el suplemento 37 y 38 de la revista el cual se publica en el periodico El Sudcaliforniano.

Suplemento 37

Suplemento 38

miércoles, 6 de mayo de 2009

Suplemento de la revista Fatum

Una disculpa por la dilación en la publicación del suplemento 36 de la revista.

Suplemento 36

lunes, 13 de abril de 2009

¿Quién es dios? No, mejor pregunto: ¿Qué es dios?

¿Quién es dios? No, mejor pregunto: ¿Qué es dios?
http://2.bp.blogspot.com/_dDrgyGgzukI/R7rwE7LaUCI/AAAAAAAAARI/IVvJpPC01bU/s320/Friedrich%2BNietzsche%5B1%5D.JPG
“El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.”
“Tener fe significa no querer saber la verdad.”
Friedrich Wilhelm Nietzsche
Comienzo por aclarar el origen del título de este breve ensayo. Hace algunos meses, un joven de nombre David Torres Mendoza público un trabajo en una página de internet que ha sido disuelta por causas desconocidas. El titulo de su ensayo era “¿Quién es dios?” Y en el abordaba esta pregunta de una manera, desde mi perspectiva, poco veraz. Por ello me decidí a buscar una respuesta más a mi manera y en ese razonamiento encontré que era insuficiente esa sola pregunta para llegar a la conclusión a la que he llegado. Encontré que para llegar a las respuestas que me di, era necesaria otra pregunta, y es así que la agregue al título.
La primera pregunta que plantea en su trabajo el joven David Torres es: ¿Qué nos imaginamos cuando pensamos en dios?
Antes de comenzar a remitir representaciones personales, haría 2 preguntas más. ¿Qué dios? Y ¿El dios de quien? Esta representación grafica en la mente, imaginada de “dios”, será siempre muy subjetiva, muy relativa, dependiendo del sujeto al cual se le pregunta. Aclaro lo siguiente.
David torres en la primer parte de su trabajo describe 4 representaciones graficas de dios desde una visión monoteísta. Busca poner estas representaciones graficas en la mente de otras personas, diciendo “algunos se lo imaginan de tal o cual forma”, “otros así”, “hay quienes lo ven de tal forma”, etc., tratando de dotar a su trabajo de universalidad, de varias visiones diferentes. Sin embargo, deja afuera la posibilidad de que la creación tenga más de un creador, es decir, olvida que hay personas que pudieran contestar a su respuesta con otra pregunta: ¿Qué dios? Olvida pues, que existe además de su creencia monoteísta, la creencia politeísta. Asume desde su monoteísmo que su dios es universal y no alcanza siquiera a imaginar esta posibilidad. Como consecuencia de esto, sigue desarrollando su trabajo partiendo de “su verdad”, de que dios es uno, y por lo tanto, existe y es verdadero. Por lo tanto, las representaciones de vishnú, maha, purusha, dioses hindúes quedan censuradas, o las representaciones de horus, set, ra, dioses egipcios también, o los dioses mayas, o aztecas, y todos aquellos dioses tan poderosos, responsables de todo cuanto hay en el mundo para algunas civilizaciones quedan fuera de este juego. Sólo es posible imaginar uno: aquí ya nos encontramos en la primera encrucijada.
Para un monoteísta, los demás dioses, de otras culturas y tiempos son falsos, ni siquiera los considera en la mente de otras personas, pero esto es igual de aplicable para un politeísta, quien no puede concebir que el universo entero haya sido creado y sus fuerzas administradas por una sola deidad. Para el politeísta sus dioses son verdaderos, y el dios del monoteísta falso, o en algunas culturas, también es aceptado pero pasa a ser uno más de la colección divina. ¿Es posible inclinarse hacia uno o hacia otro? ¿Quién puede tener la verdad?
Tendríamos que someter a juicio ambas creencias, demostrar quien si existe y quien no para poder hablar de una realidad. Pero, ¿puede demostrarse tal cosa? ¿Cuál sería el objeto de estudio para quien pretende demostrar que visión es la correcta? No existe tal objeto de estudio en el espacio físico definido, son abstracciones, creencias, ideas, conceptos, representaciones, no existe tal objeto de estudio sino en la mente de los creyentes, en su fe, en sus emociones, en sus relatos y mitos.
Tenemos aquí que para algunos la idea de un solo dios sencillamente es falsa, por lo tanto la idea de un solo dios no es universal, como lo puede ser que todo lo que sube tiene que bajar en nuestro planeta, obedeciendo a la ley de gravedad o que la noche viene cuando termina el día, obedeciendo al movimiento de rotación de nuestro planeta. Esas son verdades absolutas, universales, demostrables. Pero la existencia de dios no. Es relativa y depende de la cultura en la que el sujeto creyente haya nacido, de la religión que profese, de sus experiencias individuales. Por lo tanto, la existencia de dios es una verdad relativa. Por lo tanto no es una constante. Por lo tanto es un objeto cambiante, es una variable, y es un concepto en la mente de los hombres desarrollado a partir de la adquisición de experiencias. De allí deriva que entre los propios monoteístas, no se puedan poner de acuerdo respecto a la naturaleza de su dios, o que existan incluso variantes de su dios supuestamente único. Para algunos, dios es misericordioso, para otros un tirano, para unos justo, para otros no, para unos dios es tres personas en una sola, para otros no. En algunas culturas Dios aprueba ciertas conductas y reprocha otras. Todo depende del tiempo, el sujeto y el lugar. Algo semejante pasa cuando pretendemos buscar respuestas a preguntas como: ¿Qué es el bien y que es el mal? Cada quien responderá de acuerdo a sus propias construcciones de estos conceptos, de acuerdo a la educación ética que recibieron, o al ambiente donde crecieron. Otro ejemplo sería preguntarles a varias personas ¿Qué es lo inmoral? Unos contestaran que puede ser inmoral por ejemplo que las chicas usen faldas cortas, o que los jóvenes fumen, o beban, mientras que otros responderán que es inmoral ser hipócrita, egoísta, la represión sexual. Respecto a la legalización del aborto, como otro ejemplo, hay quienes piensan que es inmoral que las mujeres aborten a un feto, porque es arrancarle su vida, otros considerarán que es inmoral obligar a una mujer a dar a luz a un hijo no deseado. A lo que voy, es que todas estas respuestas también son relativas, no son verdades absolutas, ni tienen un objeto de estudio definido o material al cual recurrir para saber realmente que es lo moral, que es lo bueno, sino que son construcciones mentales en los individuos y en los pueblos, que varían dependiendo de los tiempos, y de las experiencias. Lo mismo sucede con la idea de dios.
“Dios es algo que existe en nosotros como pensamiento” Dice el filosofo alemán Hegel, es decir, es una construcción mental que deriva, para los materialistas dialécticos, de las necesidades físicas y anímicas de los hombres y de los pueblos. Al no tener respuestas claras los seres humanos sobre el origen del universo, al voltear alrededor y verse huérfanos en la tierra, sin nadie que los reclamase como invención suya, se hicieron de un creador, al saberse mortales y ver que su tiempo en la tierra era finito, que la carne se pudría y los muertos no regresaban a la vida, se inventaron la inmortalidad del espíritu, al ver que no había ningún camino marcado sobre el cómo debían comportarse, ni una razón para existir, tuvieron que construirlas, basadas en la voluntad de ese creador creado. La idea de dios y el cielo es exactamente todo lo que no hay en la tierra: justicia, misericordia, felicidad, fin del sufrimiento, inmortalidad, valores constantes, amor, sabiduría, verdad, seguridad, perfección. Son todas estas cosas aspiraciones humanas: idealizaciones.
Considerando esto como verdadero, llego a la conclusión que dios es una idea, un ideal, la respuesta ideal a nuestro origen, del origen del universo mismo y su razón de ser. Concluimos que Dios como “ser todo poderoso”, “creador del cielo y de la tierra”, o que los dioses responsables del orden y el caos en el universo, que todos ellos no existen sino en la mente de los seres humanos, que no existen sino como deseos de un porqué.
Quien concluye esto es un ateo. Porque ya no cree en dios como algo real, sino como una invención. Niega la existencia real de dios. Ateos hay muchos en el mundo, y siempre han existido, en unas épocas más que en otras. Digo esto último, como contra respuesta a una afirmación que David Torres hace en su ensayo diciendo que: “No creo que exista algún ateo en la tierra, y si alguien se dice serlo se estará mintiendo porque muy dentro sabe que hay algo mas grande que él, nadie puede ser tan egocéntrico como para olvidar que es apenas algo en el cosmos”. Obviamente, David Torres hace un esfuerzo tremendo de negación ante la posibilidad de que existan personas en el mundo que pueden vivir sin creer en algún dios, pero le aseguro que si busca en la internet encontrara largas listas de personajes ilustres que declararon ser ateos, colectivos enteros, pueblos incluso, y los hallara en nuestro tiempo por supuesto, y los hallara incluso en más número que en épocas pasadas. Piensa que no puede ser tal cosa, supongo, porque desconoce que es un ejercicio tan sencillo como no creer en la generación espontánea, o no creer en la lectura de cartas, o en los unicornios rosas o en pie grande, todos ellos, junto con dios, creencias nada mas. Obviamente, quien se dice ateo sabe que hay algo mas grande que él, comenzando por los elefantes, las ballenas, las montañas, el planeta mismo donde habita, su sistema solar, el universo y se sabe que es apenas un insecto finito en el universo y en el tiempo, un chispazo de existencia imperceptible en dimensiones cósmicas, y sabe que morirá y no tendrá otra vida para hacer lo que quiera y deba según sus propios principios, por eso prefiere hacer otras cosas los domingos que ir a misa a perder el tiempo o perder su cordura mental hablando por las noches solo, creyendo que alguien en un plano espiritual superior lo escucha, creyendo que existen cosas que no hay.
El universo se crea a si mismo, por lo tanto es como el hombre y el hombre como el universo, arquitecto de su propio destino.
Carlos Giovanny Torres Manríquez.
Gracias a Miguel Espinoza por sus valiosas correcciones realizadas al presente texto.

Suplemento de la revista en El Sudcaliforniano.

Recientemente se publicó otro suplemento más de la revista en el periodico El Sudcaliforniano, siempre contando con la participación de nuestros colaboradores. Aquí el link para accesar al texto.

Suplemento 35 de Fatum

miércoles, 1 de abril de 2009

lunes, 9 de marzo de 2009

Suplemento 33

Se publicó el Suplemento 33 de la revista Fatum en el periódico El Sudcaliforniano, con las colaboraciones de:

Argenis Lee

José Solís

Keith Ross

Miguel Espinoza

Envía tu colaboracón al correo: < revista_fatum@yahoo.com >

El próximo suplemento sale el domingo 15 de marzo y muy pronto un nuevo número de la revista.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Suplementos 31 y 32

Ya nos habíamos tardado en subir los suplementos, pero aquí las actualizaciones:

Suplemento 31

Suplemento 32

El próximo suplemento saldrá el domingo 8 de febrero, para que estén atentos. Saludos.

lunes, 12 de enero de 2009

Suplemento literario 30

El último suplemento se publicó el pasado domingo 11 de enero en el mismo periódico El Sudcalifornio, fue el primero del año. El próximo saldrá quince días después, el domingo 25 de enero para todos aquellos que quieran ayudarnos con sus colaboraciones. Va un saludo, el feliz año nuevo y el suplemento número 30.


En este número:

Francisco Luna
Humberto González Galván
Iván Gaxiola Beltrán
Miguel Espinoza Sotelo

lunes, 29 de diciembre de 2008

Suplemento literario 29

En pleno periodo vacacional, el domingo pasado se publicó el último suplemento en el periódico. De aquí un abrazo a Fernando que no para de trabajar y que hace posible la página. Pueden bajar el archivo, guardarlo, reenviarlo, lo que gusten.


En este número:
Francisco Luna
Iván Gaxiola Beltrán
Víctor García
Christopher Amador
Mercedes Reynoso

lunes, 15 de diciembre de 2008

Suplemento literario 28

Ya cumplimos más de un año con el suplemento y seguimos siendo primerizos en esto. Como siempre esperamos sus colaboraciones, comentarios, quejas, o lo que salga. Saludos.



En este número:
Humberto González Galván
Iván Gaxiola Beltrán
Christopher Amador
Francisco Luna
Víctor García (Errata: el texto "Hands of time" es de Víctor)

lunes, 1 de diciembre de 2008

Suplemento literario 27

El número 27 del suplemento salió publicado el pasado 30 de noviembre en el periódico El Sudcaliforniano. Para todos aquí está:





En este número:

J. M. Agúndez
Iván Camarena Valenzuela
Columba Morel
Iliana Hernández Partida